8 Plataformas no-code para crear apps sin saber programar

Las mejores herramientas para crear software sin escribir código en 2022

Hoy en día todo se hace con apps (o lo que antaño se conocía como «aplicaciones»), ya sea pedir una pizza, averiguar cómo llegar a algún sitio, hacer una transacción bancaria, aprender a tocar un instrumento, entre infinidad de cosas más. A veces se nos ocurre una idea para una app y nos gustaría saber cómo construirla, pero nos detiene el hecho de no saber programar. Buenas noticias: con las plataformas no-code, ya no es necesario saber programar para crear aplicaciones.

¿Qué son las plataformas no-code?

Las plataformas no-code son aplicaciones con cierto grado de inteligencia que facilitan la interpretación de nuestras necesidades o las de los usuarios, con la finalidad de implementarlas y crear software sin saber programar.

Programar bailando, como Hugh Jackman en "Swordfish". Las plataformas no-code hacen que desarrollar software sea fácil, pero no tanto...
¿Programar bailando, como Hugh Jackman en la película «Swordfish»? Las plataformas no-code hacen que desarrollar software sea fácil, pero no tanto…

Así dicho parece algo bastante sencillo, pero en la realidad no lo es tanto – especialmente la parte de interpretación de necesidades. Hasta ahora no existe una herramienta a la que le podamos explicar con palabras lo que queremos lograr y, en base a nuestras especificaciones, cree una app que las implemente.

Las plataformas no-code utilizan distintos medios para que les «expliquemos» nuestras necesidades. Por ejemplo, un diseño de base de datos, un diagrama de flujo o un diseño de pantalla.

No tan buenas noticias: para crear aplicaciones web o móviles con plataformas no-code no hace falta saber programar, pero sí es necesario saber diseñar software, ya sea a través del diseño de bases de datos, diseño de flujos de trabajo o diseño de interfaces/experiencia de usuario.

Este post contiene enlaces de afiliados, lo que significa que recibiré una compensación si haces una compra después de hacer clic en algunos de los enlaces.

Acelerar los tiempos de desarrollo

Lo cierto es que las plataformas no-code no nos libran de la necesidad de saber desarrollar software; solamente aceleran el proceso de desarrollo al evitar el trabajo de escribir código y reducir los tiempos de testeo y depuración del software. Están dirigidas a desarrolladores profesionales o a ciudadanos desarrolladores que saben diseñar aplicaciones a través de esquemas, diagramas u otros artefactos visuales.

Podríamos decir que las plataformas no-code son una evolución de las plataformas low-code, cuyo objetivo primordial es reducir la cantidad de código que debe escribirse, en lugar de intentar de plano eliminar la necesidad de escribir código.

Otros beneficios de las plataformas de desarrollo no-code

Un informe de la consultora 451 Research señala que las plataformas no-code son capaces de achicar entre un 50% y un 90% los tiempos de desarrollo de las aplicaciones de software. Eso, por sí solo, ya es un enorme beneficio, teniendo en cuenta que en la competitiva industria del software de la actualidad, el tiempo de llegada al mercado es uno de los principales factores del éxito de un producto.

Pero además, estas plataformas aportan otros importantes beneficios:

No sacrificar funcionalidad por velocidad

Es una creencia común que, para cumplir con una fecha de entrega pactada, es necesario sacrificar funcionalidad. «Si no llegamos para la fecha acordada, dejemos parte de la funcionalidad para la siguiente versión», es una frase más común de lo que quisiéramos admitir.

Las plataformas no-code evitan que velocidad y funcionalidad sean fuerzas opuestas. Es decir, que permiten que se cumpla tanto con las fechas pactadas como con la funcionalidad acordada para una determinada versión de una app.

Potenciar la colaboración y la comunicación

En las etapas de desarrollo de un producto de software aparecen muchos «teléfonos descompuestos» si no hay un buen trabajo conjunto de los distintos roles del equipo: analistas, diseñadores, programadores y testers.

Las herramientas de desarrollo no-code promueven la colaboración y la comunicación en los equipos de trabajo.
Las herramientas de desarrollo no-code promueven la colaboración y la comunicación en los equipos de trabajo. Foto: Annie Spratt en Unsplash.

Las herramientas de desarrollo tradicionales se apegan a un flujo de trabajo tipo pipeline que, lamentablemente, no fomenta la integración de roles distintos: los diseñadores y analistas generan especificaciones, diagramas, esquemas, etc., que son entregados al programador, quien debe interpretarlos y escribir código para generar la app. Luego el tester prueba esa app y verifica si responde a lo que analistas y diseñadores realmente pidieron. De no ser así, la app vuelve a manos del programador para que corrija los defectos hallados.

Con las herramientas no-code, el analista y el diseñador pueden directamente generar la app utilizando herramientas similares a las que usan para crear especificaciones y diseños.

El corolario es que el trabajo de programador o coder tiende a volverse superfluo. Si pensabas estudiar programación para crear una app, piensa bien qué lenguaje aprender (como veremos al final de esta nota, cierta clase de programación continuará estando vigente).

Screenshot Image
La app Q Sodexo, de Sodexo Qatar, fue desarrollada en Appy Pie y contabiliza más de 10.000 instalaciones.

Minimizar el trabajo de testing

En el proceso de desarrollo de una app, el tester suele encontrar dos clases de defectos, fallas o bugs: los errores en el código y los errores en el diseño, en el análisis o en la especificación. Al trabajar con herramientas no-code, los errores en el código simplemente desaparecen. Entonces, el trabajo de los testers se limita únicamente a detectar fallas en el diseño, con lo cual se vuelve más efectivo y mucho más veloz.

Reducción de costos de desarrollo

Al reducir los esfuerzos de programación y de testing, lógicamente se reduce también el número de horas hombre necesarias para desarrollar una app. Y al requerirse menos horas hombre, se reduce también el costo involucrado en el desarrollo de la app.

Posibilitar el desarrollo ágil

Dos de los principios fundamentales de las metodologías ágiles de desarrollo son:

  • Involucrar al usuario desde el inicio del proyecto
  • Entregar software funcionando lo antes posible

En el desarrollo ágil hay otros principios, pero los dos mencionados se potencian con el uso de plataformas no-code, por los siguientes motivos:

  • Las herramientas no-code permiten generar versiones funcionales (no prototipos) de una app en muy poco tiempo y compartirlos con el usuario para que los apruebe o sugiera cambios.
  • La velocidad que se gana con las herramientas no-code hace posible entregar software funcionando apenas iniciado el proyecto.

Las plataformas no-code son capaces de achicar entre un 50% y un 90% los tiempos de desarrollo de las aplicaciones de software.

451 Research

¿Qué hay que aprender para crear apps sin programar?

Hemos visto que con las plataformas no-code no hay que aprender a programar. Pero sí hay que aprender bastantes otras cosas, como por ejemplo:

Diseño de bases de datos

La gran mayoría de las apps requieren un repositorio donde almacenar información; es decir, una base de datos. Crear las tablas y las relaciones entre ellas no es algo trivial, por lo que no hay otra opción más que aprender a diseñar bases de datos. Te sugiero tomar alguno de los muchos cursos sobre diseño de bases de datos para incursionar este rubro.

Diseño de interfaces de usuario (UI)

Para diseñar una interfaz de usuario hay que saber dibujar ventanas de aplicaciones con botones, campos de ingreso de datos, imágenes, deslizadores y otros elementos con los que interactúan los usuarios de la app. Fácil, ¿no? Todo lo contrario.

Además de hacer la parte visual y «divertida», hay que definir el comportamiento de cada elemento: cuándo se hace visible/invisible, cuándo se llena con datos, cuándo se habilita/inhabilita, qué pasa cuando aparecen datos inválidos… son muchos los aspectos a tener en cuenta, y si el diseño no se hace a conciencia, el desarrollo de la app puede enfilarse decididamente al fracaso.

Diseño de experiencia de usuario (UX)

La experiencia de usuario de una app es la definición funcional de todas las posibles interacciones entre el usuario y la app, con todos sus posibles resultados. Las especificaciones de UX «alimentan» al diseño de UI, en el sentido de que indican cómo se debe comportar la UI ante cada posible situación.

Las tareas de diseño de UI y de UX suelen estar interrelacionadas, y es por eso que existen cursos on line de diseño UI/UX que cubren ambos temas.

Las herramientas de diseño de UI/UX como Sketch permiten optimizar la interacción entre una aplicación y el usuario, dando además un aspecto atractivo y amigable a las pantallas.
Las herramientas de diseño de UI/UX como Sketch permiten optimizar la interacción entre una aplicación y el usuario, dando además un aspecto atractivo y amigable a las pantallas. Pero no son herramientas de desarrollo no-code.

Diseño de procesos y flujos de trabajo

El diseño de procesos y de workflows se hace necesario cuando se deben delinear todas las etapas necesarias para que una tarea se inicie, se procese y concluya. Por ejemplo, un proceso de compra de un producto en una app de e-commerce pasa desde la selección del producto, la determinación del precio y las existencias, la inclusión en un carrito de compra, la selección y validación del método de pago, el checkout y el envío.

Muchas veces los procesos de una aplicación son bastante elementales (como podría ser agregar una entrada en un catálogo de productos), pero hay situaciones en que la correcta definición de un proceso hace la diferencia entre una app útil y una inútil. Un curso en línea sobre diseño de procesos puede ser de mucha utilidad para saber cómo crear soluciones de automatización sin programar.

Diseño de apps y diseño web

Ya casi llegamos a nuestra selección de herramientas preferidas de desarrollo no-code. Pero antes de enumerar las herramientas, debemos hacer una importante distinción: no es lo mismo diseñar una app o una aplicación web que diseñar una página o sitio web.

  • Un sitio web es un grupo de páginas web interconectadas y expuestas al mundo, accesibles por medio de un único nombre de dominio.
  • Una aplicación web, en cambio, es un software o programa de aplicación al que se accede mediante un navegador web.

Con el mismo criterio distinguimos herramientas para diseño de sitios o páginas web y herramientas para creación de aplicaciones. Las herramientas para diseño de sitios web permiten crear páginas sobre las cuales volcar contenido, ya sea dinámico o estático. Por ejemplo, Wix.com es una plataforma muy popular para creación de sitios web. Recientemente, Wix anexó a su solución una segunda plataforma llamada Wix App Builder, la cual es una extensión de Wix.com para crear y publicar apps móviles. Ambas plataformas tienen propósitos bien diferenciados y su uso es también muy diferente, tal como vemos en el análisis más abajo.

Las mejores herramientas de desarrollo no-code

Ahora sí, sin más preámbulos, veamos cuáles son las mejores herramientas no-code para crear aplicaciones sin programar.

Appy Pie

Si se busca un entorno de desarrollo no-code amigable, con el que se puedan construir apps básicas en cuestión de minutos, Appy Pie es una opción a tener en cuenta. La herramienta se enfoca específicamente en el desarrollo rápido y sencillo de apps móviles, permitiendo crear una incluso antes de registrarse en la plataforma, sin incurrir en ningún costo ni comprometer una tarjeta de crédito u otro medio de pago.

Appy Pie permite crear chatbots inteligentes para una app o para una web sin escribir código.
Appy Pie permite crear chatbots inteligentes para una app o para una web sin escribir código.

Appy Pie te da la posibilidad de agregar 56 tipos de características (o páginas) a tu app. Éstas se encuentran agrupadas por categorías como Social, Commerce, Información y Conctactos. La mayoría de ellas son claras y sencillas, permitiendo ponerlas a funcionar en cuestión de minutos.

Con Appy Pie se puede crear una tienda virtual fácilmente, vinculando la app con las plataformas de e-commerce más populares como Amazon, Etsy o Shopify. El soporte para programas de fidelización y tarjetas de membresía es de gran ayuda, al igual que las herramientas de marketing que pueden integrarse a las apps, como MailChimp o Google Analytics.

Los precios de Appy Pie van desde cero a US$ 120 por mes. La opción gratuita permite crear apps HTML5 diseñadas para funcionar en teléfonos, mientras que la opción más costosa ofrece soporte para iOS, Android, Windows, Fire OS y HTML5, admitiendo hasta 12 GB de ancho de banda mensual, 600 MB de espacio de almacenamiento y 25.000 notificaciones mensuales.

Bubble

Bubble combina una completa plataforma de desarrollo de aplicaciones con un hosting que permite a los desarrolladores crear prototipos, flujos de trabajo, bases de datos, interfaces de apps móviles y web con cualquier nivel de complejidad y criticidad que se desee. La plataforma pone a disposición del desarrollador todo lo necesario para construir sitios del nivel de Facebook o de Airbnb, sin necesidad de escribir ni una sola línea de código.

Equina es una app para programación de turnos médicos creada íntegramente con Bubble.
Equina es una app para programación de turnos médicos creada íntegramente con Bubble.

Con Bubble es posible construir la lógica de una aplicación y determinar lo que sucede mientras los usuarios navegan en ella. La herramienta facilita al máximo la inclusión de chatbots, feeds de noticias, mapas y otras interactividades en tiempo real, gracias a una arquitectura de contenedores dinámicos y una completa biblioteca de elementos visuales.

El hosting de apps que ofrece Bubble te permite olvidarte de las tareas de mantenimiento de servidores, infraestructura y operaciones. Bubble se encarga de todas las cuestiones de implementación y alojamiento, sin imponer límites rígidos en cuanto a número de usuarios, volumen de tráfico o almacenamiento de datos.

Los planes de precios de Bubble van desde cero hasta US$ 475 al mes. Lógicamente, las prestaciones varían mucho de una punta a la otra de ese espectro.

Además de proveer las herramientas de desarrollo y el hosting, Bubble promueve una comunidad de constructores y emprendedores en torno a ellas, con la consigna común de que cualquier persona debe ser capaz de desarrollar software sin necesidad de programar.

Wix App Builder

La fama de Wix proviene mayormente del lado del diseño de sitios o páginas web. Pero algunos meses atrás apareció Wix App Builder, una herramienta para desarrollar apps móviles para iOS y Android sin escribir código.

Wix App Builder agrega a la herramienta de diseño web Wix.com la posibilidad de publicar apps en los marketplaces de Apple y de Google.
Wix App Builder agrega a la herramienta de diseño de sitios web Wix.com la posibilidad de publicar apps en los marketplaces de Apple y de Google.

La propuesta se ve prometedora a simple vista, pero en la práctica, lo que hace Wix App Builder es convertir un sitio web creado con Wix.com en una app móvil que puede publicarse en el App Store de Apple y en Google Play.

Wix permite crear sitios web interactivos que pueden calificar como aplicaciones, ya que pueden conectarse con fuentes de datos y acceder a interfaces de programas de aplicación (APIs) para agregar cualquier funcionalidad que pueda necesitar una app (tiendas, reservas, foros, etc.) Pero el entorno de desarrollo que ofrece está centrado en la creación de front-ends, ocultando el back-end de la aplicación tras bambalinas o poniéndolo en manos de componentes prearmados o interfaces externas.

Los precios de Wix se sitúan entre US$ 4,50 por mes y US$ 24,50 por mes, según el nivel de prestaciones que se contrate. Si a esto se le agrega el servicio de Wix App Builder, hay que sumar nada menos que US$ 200 por mes, más las tarifas de Apple y Google para publicar las apps en sus catálogos.

AppSheet

Mientras que otras plataformas no-code se centran en el diseño de UI/UX y en el front-end, AppSheet pone el acento en los datos. La filosofía que emplea para crear una aplicación consiste en tomar una planilla de cálculo y publicarla como una aplicación que puede ejecutarse en prácticamente cualquier dispositivo.

AppSheet utiliza los datos de una planilla para crear vistas interactivas de datos que se despliegan directamente en la app.

Los usuarios que trabajan intensivamente con planillas de cálculo y quieren agregarles automatización, interactividad y facilidad de uso para compartirlas con otros usuarios tienen dos posibilidades: conseguir un programador que conozca el lenguaje de macros para que le agregue código de automatización a las planillas, o utilizar AppSheet. Si optan por AppSheet, podrán ahorrarse el tiempo y el dinero que de otro modo consumiría un programador.

AppSheet se integra con Google Sheets, Excel, Salesforce y otras populares fuentes de datos. Ofrece una interfaz de usuario muy amigable que hace posible que cualquier usuario, sin conocimientos de programación, pueda crear apps web completas con mucha rapidez.

La versión Starter de AppSheet tiene un precio de US$ 5 por mes y por usuario. La versión Core cuesta el doble y ofrece características avanzadas y manejo de seguridad por roles y grupos. Luego hay versiones Enterprise que agregan aún más funcionalidad, pero cuyos precios no se dan a conocer públicamente.

Ninox

Ninox es una solución de entrada de datos basada en la nube orientada principalmente a pequeñas y medianas organizaciones. La solución ayuda a crear aplicaciones de bases de datos utilizando características como plantillas integradas, acciones personalizadas, scripts y fórmulas de arrastrar y soltar. La base de datos puede almacenarse en los servidores del usuario (on-premise) o en la nube.

Crear bases de datos con sus front-ends es una tarea sencilla con Ninox.

Los usuarios de Ninox pueden también crear formularios y campos personalizados. Pueden crearse plantillas de entrada de datos para utilizar en la gestión de relaciones con clientes (CRM), gestión de proyectos, de propiedades, de cuentas o de registros de tiempo de trabajo. Otras características de la solución son el control de acceso basado en roles y la sincronización de datos en tiempo real entre dispositivos. La solución también proporciona copias de seguridad automatizadas de sus bases de datos.

Ninox ofrece múltiples APIs para que los usuarios puedan compartir vistas de tablas, recuperar archivos específicos, integrar escáneres de códigos de barras o enviar correos electrónicos automatizados. Los datos pueden exportarse en formatos Excel y CSV. También hay disponible una aplicación nativa para iOS.

El precio de Ninox es de € 10 por usuario y mes. La empresa pone a disposición de sus usuarios un centro de soporte que ofrece atención telefónica y por correo electrónico.

Airtable

A primera vista, Airtable se parece mucho a una planilla de cálculo. Pero una segunda vista revela bloques de construcción que permiten a los equipos de desarrollo modelar objetos activos, definir relaciones entre ellos y crear vistas explícitamente adaptadas a las necesidades de los usuarios.

Las apps construidas con Airtable resultan amigables para cualquier usuario habituado a las planillas de cálculo.

La filosofía de trabajo de Airtable hace posible que las soluciones de software se adapten en forma flexible cuando las organizaciones evolucionan y sus requerimientos cambian.

Muchos usan Airtable como un gestor de bases de datos amigable y fácil de usar, que no requiere escribir código de ninguna clase. La interfaz de usuario tiene mucho en común con las hojas de cálculo online que permiten a los equipos de trabajo operar en forma colaborativa. A la mayoría de los usuarios les resulta familiar el estilo de cuadrícula y la posibilidad de navegar rápidamente entre distintas herramientas a través de un menú fácilmente accesible.

La herramienta incluye una amplia selección de plantillas que brindan ideas para sacarle el máximo provecho. Hay plantillas llamadas Wedding Planning, Employee Onboarding (incorporación de empleados), Product Launch, Bug Tracker, entre otras.

Airtable ofrece cuatro planes de precios: Free (gratuito, limitado a 1.200 registros por base), Plus (US$ 10 por usuario/mes), Pro (US$ 20 por usuario/mes), y Enterprise, con precio a convenir.

Nintex Process Platform

Nintex adopta la filosofía de modelado de procesos para automatizar aplicaciones rápidamente y sin programar. La plataforma se encarga del mapeo de procesos, la automatización de flujos de trabajo, automatización de procesos robotizados, generación de documentos/formularios/apps y análisis estadístico de los procesos. Todo ello por medio de una interfaz de usuario intuitiva tipo drag-and-drop.

Diseño de flujos de trabajo con la plataforma de procesos Nintex.

Para ayudar a usuarios no técnicos en la automatización de aplicaciones web o de escritorio, el servicio Nintex RPA (Robotic Process Automation) ofrece el Nintex Bot, una AI (artificial intelligence) que se entrena intuitivamente para automatizar tareas repetitivas o que consumen mucho tiempo. Como resultado de ese entrenamiento se crean botflows: flujos de trabajo del bot que pueden reutilizarse y programarse para que se ejecuten periódicamente.

El Nintex Bot puede entrenarse para ingresar datos en una aplicación web o de escritorio, para mover datos entre distintas aplicaciones o para localizar y actualizar información en sistemas empresariales.

Los usuarios de Nintex destacan su potencial para sustituir procesos manuales y reducir sustancialmente el manejo de formularios en papel.

Nintex Process Platform se compone de varios servicios y componentes. Por un lado está Nintex Promapp, para diseño y administración de procesos, y por el otro, Nintex Workflow, para automatización de los procesos. Cada componente presenta un abanico de precios y prestaciones que debe analizarse detenidamente para configurar la solución óptima para cada necesidad.

AppGyver

Los creadores de la plataforma AppGyver aseguran que quienes la usen para crear apps jamás desean volver a escribir código en su vida. Esa afirmación puede parecer algo exagerada a priori, pero cuando se prueba su herramienta de diseño visual Composer, sus más de 500 componentes prefabricados, su habilidad para crear apps React nativas, su wizard para integrar modernas APIs REST en cuestión de minutos y la posibilidad de hacer un deploy de las aplicaciones sobre cualquier plataforma (incluso Smart TV), la idea de volver a escribir código parece del siglo pasado.

AppGyver (recientemente incorporada a la plataforma de desarrollo de aplicaciones de SAP) permite conectar en minutos una amigable interfaz de usuario con APIs REST, para acceder a cualquier fuente de datos existente.

AppGyver cuenta, además, con una comunidad activa e inquieta de desarrolladores, sustentada en el compromiso de una empresa que escucha a sus usuarios y responde rápidamente a las sugerencias de éstos, agregando continuamente nueva funcionalidad a la herramienta.

El soporte para APIs REST permite que las apps se conecten con cualquier fuente de datos existente, a lo que se suman características exclusivas, como, por ejemplo, la capacidad de realizar autenticación por medio de token de portador.

La herramienta Composer Pro es gratuita de por vida y permite la publicación de las apps en las principales tiendas de aplicaciones y en la web. La empresa ofrece incluso el alojamiento de las apps en su propia CDN (content distribution network), si el creador de la app así lo desea. Entre otras bondades incluidas en el plan 100% gratuito se destaca un conector para bases de datos Google Firebase y el uso ilimitado de backends de terceros para aplicaciones de producción. No hay letra chica ni costos ocultos en sus contratos.

Para desarrollar apps que requieran personalizaciones y ajuste fino del lado del back-end, es posible que se necesite algo de programación «tradicional» muy específica. Pero todo lo demás lo puede resolver con creces AppGyver.

Escribir código se está volviendo cada vez más una tarea de nichos tales como procesos de back-end, APIs, consultas para análisis de datos, procesos de transformación de datos… y no mucho más.

¿Programar? ¿Qué era eso?

Cuando recién vieron la luz los primeros entornos de desarrollo visuales (hace casi 30 años), se nos prometió que para crear aplicaciones ya no haría falta escribir código.

Pasó mucho tiempo antes de que esa promesa se hiciera realidad. En sus inicios, el paradigma de «arrastrar y soltar» componentes visuales para crear aplicaciones apenas resolvía parte del diseño visual de las aplicaciones (además de agregar muchos problemas nuevos), y hacía falta agregar muchísimo código para establecer su comportamiento y su lógica.

Hoy podemos decir, sin temor a equivocarnos, que escribir código se está volviendo cada vez más una tarea de nichos tales como procesos de back-end, APIs, consultas para análisis de datos, procesos de transformación de datos… y no mucho más. Y atención con esto: esa mala costumbre de reinventar la rueda en cada nueva aplicación nos puede dejar sin trabajo, cuando alguien con cero conocimiento de programación desarrolle apps totalmente funcionales, en una fracción del tiempo que a los programadores de la vieja escuela nos lleva crear las mismas apps escribiendo código.

Un ex líder técnico de Google y de Facebook explica por qué no hay que aprender a programar. Vale la pena escucharlo y prestarle atención a sus consejos.

1 comentario en «8 Plataformas no-code para crear apps sin saber programar»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: